Ejemplar adulto de dugongo comiendo pastos marinos

¿SABES QUE ES UN DUGONGO?

Los dugongos son una de las cuatro especies vivas de mamíferos placentarios  que pertenecen al orden de los Sirenios. Las otras son tres especies de manatíes. Todos son animales que viven en las aguas cálidas, a poca profundidad y que se alimentan de pastos marinos. Por este motivo en algunos lugares se les denomina «vacas marinas».

LOS DUGONGOS

Aunque cada vez se tengan más conocimientos del medio marino y de los seres que viven en los océanos, leyendo o buscando información es fácil descubrir organismos que, ya sea por sus formas, sus dimensiones o por sus maneras de vivir, te van a llamar, seguro, la atención.

Éste es el caso de los tranquilos “dugongos”.  Junto con los manatíes son los únicos mamíferos herbívoros que viven en el mar.

Los dugongos pasan la mayor parte del tiempo solos o en parejas, no obstante a veces se reúnen en grandes manadas, llegando hasta el centenar de animales.

Los ejemplares adultos de dugongo suelen medir unos 3 metros y pesar unos 200 kgs. Aunque no lo parezca, están emparentados genéticamente con los elefantes y con los pequeños hyrax de roca, unos animales parecidos a las marmotas.

Al ser mamíferos, los dugongos tienen que respirar aire del exterior, por lo que, aproximadamente, cada cinco minutos han de subir a la superficie. Aquí suelen permanecer unos minutos y pronto vuelven hacia el fondo.

DISTRIBUCIÓN DE LOS DUGONGOS

Estos animales se localizan en zonas costeras litorales de los océanos Índico y Pacífico, estando presentes también en el mar Rojo. Viven en zonas de aguas cálidas, siempre por encima de los 20 grados centígrados y en las que abundan las algas y los pastos marinos.

Área de distribución mundial de los dugongos.

ALIMENTACIÓN

Estos peces, los jureles dorados, cuando son jóvenes acostumbrar a ser compañeros de aventuras de los dugongos. Para estos grandes mamíferos, la presencia de los peces les es indiferente, ellos van a lo suyo. Remueven continuamente el fondo buscando algas y fanerógamas marinas que les sirven de alimento. Pero entre los sedimentos removidos los pequeños jureles amarillos encuentran pequeñas presas que les sirven de alimento.

Dugongo comiendo pastos marinos acompañado por dos jureles amarillos.
Dugongo comiendo pastos marinos acompañado por jureles amarillos.

Los dugongos no son grandes nadadores, prefieren desplazarse lentamente por el fondo, a poca profundidad, buscando los pastos verdes. Para desplazarse lo hacen mediante movimientos de la cola.

DUGONGOS Y MANATÍES

Al ser muy parecidos con mucha facilidad se confunden los dugongos y los manatíes. Para evitar que ocurra esto basta con que observemos la cola para saber si son unos u otros animales.

Observa que los dugongos tienen una cola muy parecida a la de los cetáceos. Es plana y de forma bilobulada, más o menos triangular. Esto nos permite diferenciarlos de los manatíes, unos animales que también  tienen la cola plana, pero que en este caso es redondeada. Si nos fijamos en la cola muy fácilmente sabremos si estamos viendo la imagen de un dugongo o de un manatí.

Diferencias entre la cola de un dugongo y de un manatí.

A parte hay que tener en cuenta su procedencia ya que unos son del océano Índico, Pacífico y mar Rojo y los otros son del Atlántico y de la cuenca del río Amazonas.

A pesar de que sus movimientos suelen ser lentos, ante una situación de alarma, los dugongos pueden hacer recorridos cortos a gran velocidad. Aquí vemos una hembra con un juvenil alejándose prudencialmente de unos buceadores.

REPRODUCCIÓN

Alcanza la madurez sexual entre los 9 y 15 años de edad y la hembra suele parir la primera cría a partir de los 10 años y luego lo hacen con intervalos de cada 3 a  5 años. Las hembras paren una cría tras un embarazo de un año. Después del parto ayudan al recién nacido a alcanzar la superficie y dar su primera bocanada de aire. Las hembras amamantan a sus crías durante un año y medio. El joven dugongo permanece junto a su madre durante unos 18 meses, montándose a veces sobre su ancho lomo.

CURIOSIDADES

A menudo se observa que tienen peces pegados a su cuerpo, son rémoras.  Estos peces se pegan al cuerpo de dugongos, y también de los tiburones y e  incluso al casco de los barcos. Así tienen transporte asegurado. De esta manera pueden desplazarse de un sitio a otro realizando muy poco esfuerzo.

Dugongo con varias rémoras que le acompañan en sus desplazamientos.

AMENAZAS Y PROTECCIÓN

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza el dugongo está considerado como especie vulnerable. Aparte de los depredadores naturales, como son los tiburones y las orcas, para ellos la principal amenaza  son las actividades humanas.

El factor más destacado, pero no el único, es que su carne es considerada como un manjar exquisito. Esto hace que sean cazados indiscriminadamente, sin ningún tipo de control. A esto hay que añadir el riesgo de que queden enganchados en las redes de los pescadores, las graves heridas que les pueden provocar las hélices de las embarcaciones, la destrucción del litoral y la contaminación, entre otras cosas.

Debido a todo esto el dugongo prácticamente ha desaparecido de China y sus poblaciones están en declive en otras zonas costeras del océano Índico y del Pacífico.

La cooperación regional es de vital importancia para protegerlos debido a la amplia distribución del animal. En 1998 se realizó una fuerte cooperación en todo el sudeste asiático para protegerlos. Actualmente numerosos países como Kenia, Mozambique, Emiratos Árabes Unidos, India, Sri Lanka, Filipinas, República Popular China etc. poseen leyes que prohíben la caza y distribución del dugongo.

Más información:

https://www.nationalgeographic.es/animales/dugongo

https://es.wikipedia.org/wiki/Dugong_dugon

https://www.redsea-project.com/post/el-dugongo-dugong-dugon

https://www.mundo-geo.es/naturaleza/esfuerzos-india-por-proteger-dugongo_264272_102.html

https://www.nationalgeographic.es/animales/2017/06/el-baby-boom-de-dugongos-una-gran-noticia-para-la-gran-barrera-de-coral

https://www.ecologiaverde.com/remoras-caracteristicas-habitat-y-alimentacion-4027.html